Fantasia 2021: Las 10 películas que más esperamos

Por segundo año consecutivo Cinema Inferno cubrirá el Fantasia International Film Festival, sin duda el evento de cine de género más importante del continente americano. 

Es una edición sumamente especial para el festival encabezado por Mitch Davis: la número 25 en total y la primera en contar con una modalidad híbrida (tanto funciones presenciales en Montreal, Canadá como en streaming). 

Durante 21 días, del 5 al 25 de agosto, Fantasia nos deleitará con las novedades del cine de género mundial, sin dejar de lado los rescates de producciones de antaño. 

Del abrumador programa con más de 110 largometrajes, seleccionamos los títulos que más nos atraen. Cabe aclarar que omitimos algunas películas excelentes que ya cubrimos en otros festivales, como Prisoners of the Ghostland (2021), Frank & Zed (2020), Mother Schmuckers (Fils de plouc, 2021) y el documental Woodlands Dark and Days Bewitched: A History of Folk Horror (2021). 

Agnes (2021)

¡La nunsploitation está de regreso! Hace algunas semanas el gran Paul Verhoeven causó revuelo en el Festival Internacional de Cine de Cannes con Benedetta (2021), descrita por nuestro compañero JJ Negrete como “una concentración sucinta de lo que Verhoeven es como cineasta”. Ahora es turno del director americano Mickey Reece, su filme Agnes parece estar más apegado a la nunsploitation de antaño: en un convento de monjas podría haber posesiones demoníacas.

Dr. Caligari (1989)

Dr. Caligari, de Stephen Sayadian, fue originalmente presentada en el Festival de Toronto hace 32 años. Ahora veremos una versión restaurada a partir del negativo original, presentada por Mondo Macabro. Una suerte de remake underground y desmesurado del clásico del expresionismo alemán El gabinete del doctor Caligari (Das Cabinet des Dr. Caligari, 1920), Dr. Caligari va sobre una mujer que está perdiendo el contacto con la realidad. El doctor titular le diagnostica “una enfermedad de la libido”.

Indemnity (2021)

El cine sudafricano tendrá una presencia importante en Fantasia. El 8 de agosto habrá un panel, moderado por Todd Brown de Screen Anarchy y XYZ Films, sobre las nuevas voces que representan a este país en el ámbito del cine de género (South Africa Screams: Voices From The New Wave of S.A. Genre Cinema). Uno de los ponentes en dicha charla será Travis Taute, co-escritor del thriller Número 37 (Nommer 37, 2018), elegida por nuestro colaborador Alberto Acuña Navarijo como uno de los hallazgos fílmicos de 2018. Indemnity es el debut como director de Taute, descrita por el festival como ¡la película de acción de mayor escala que se ha producido en Sudáfrica! Cabe añadir que los actores hicieron sus propios stunts.

It’s a Summer Film! (Summer film ni notte, 2020)

En Cinema Inferno tenemos una debilidad por el cine sobre cine. La producción japonesa It’s a Summer Film! sigue a una joven estudiante de preparatoria, aficionada al cine de samuráis y a los dramas de época; ella sueña con hacer sus propios filmes, “en la tradición de Akira Kurosawa y Eiichi Kudo”, mientras que sus compañeros prefieren las películas románticas. Obviamente, estaremos del lado de la protagonista. 

Junk Head (2017)

Takahide Hori realizó en solitario Junk Head, un filme de ciencia ficción con animación stop motion, situado en un futuro lejano en el que los humanos exploran el misterioso mundo subterráneo habitado por clones que alguna vez fueron sirvientes de la raza humana. Si bien se presentó desde la edición 2017 de Fantasia, y después en otros festivales –incluso fue aclamada por Guillermo del Toro–, nunca tuvo un lanzamiento formal. Este año podremos ver un nuevo corte como antesala a su eventual estreno.

La noche del terror ciego (1972)

La noche del terror ciego (también conocida como Tombs of the Blind Dead) es la primera parte de la “tetralogía templaria” del director español de culto Amando de Ossorio; le siguieron El ataque de los muertos sin ojos (1973), El buque maldito (1974) y La noche de las gaviotas (1975). La noche del terror ciego fue restaurada por Synapse Films a partir del negativo original. Esta nueva versión tendrá su premiere mundial como parte de la sección Fantasia Retro. Por el momento todavía no se sabe la fecha de lanzamiento del esperado Blu-ray de lujo.

Mad God (2021)

Phil Tippett es un maestro de la animación stop motion y los efectos visuales. Su filmografía incluye clásicos como La guerra de las galaxias (Star Wars, 1977), RoboCop (1987) y Parque Jurásico (Jurassic Park, 1993). Su larga trayectoria fue el tema del documental Phil Tippett: Mad Dreams and Monsters (2019). Mad God es su primer largometraje como director: un proyecto que tardó más de 30 años en ser completado. Una oda a la animación stop motion y a los efectos prácticos, Mad God promete transportarnos a un mundo de “monstruos, científicos locos y cerdos de la guerra”.

The Devil’s Deal (Daewoebi: Gwonryeok-ui Tansaeng, 2021)

No podía faltar en nuestra selección algo de Corea del Sur. The Devil’s Deal es el nuevo filme de Lee Won-tae, a quien ubicamos por The Gangster, the Cop, the Devil (Akinjeon, 2019), presentada en el Festival Internacional de Cine de Cannes. The Devil’s Deal es un thriller de época desarrollado en 1992, donde se conjuga la política con la corrupción y el crimen organizado. Cho Jin-woong (Un día difícil) le da vida a un político cuya vida depende del resultado de una elección.

The Great Yokai War: Guardians (Yokai Daisenso: Guardians, 2021)

The Great Yokai War: Guardians, la nueva película del enorme Takashi Miike, tendrá el honor de clausurar la edición 25 de Fantasia. Es el regreso de Miike al reino de estos monstruos del folclor japonés, luego de The Great Yokai War (Yôkai daisensô, 2005). Ha llamado mucho la atención la aparición del personaje Daimajin, quien es en palabras de nuestro amigo Jorge Grajales, “uno de los iconos de los estudios Daiei que hiciera su aparición en 1966”.

The Sadness (2021)

Todo apunta a que esta propuesta taiwanesa, del director Rob Jabbaz, será la más extrema y perturbadora del festival. Una pandemia azota Taiwán, los infectados no pueden controlarse y empiezan a cometer lo actos más brutales. De acuerdo con Mitch Davis, la violenta The Sadness remite a las controvertidas producciones hongkonesas de los años noventa de la Categoría III: The Untold Story (Bat sin fan dim: Yan yuk cha siu bau, 1993), Red to Kill (Yeuk saat, 1994) o Ebola Syndrome (Yi boh lai beng duk, 1996). ¡Ojalá nos vuele la cabeza!

Sundance 2021: MOTHER SCHMUCKERS, una comedia absurda y negrísima

Por Eric Ortiz García (@EricOrtizG)

La comedia absurda/negra Mother Schmuckers (Fils de plouc, 2021), ópera prima de los hermanos belgas Harpo y Lenny Guit, inicia con unos zopencos cocinando en un sartén lo que parece ser un pedazo de mierda. Aunque estos jóvenes hermanos, Issachar (Maxi Delmelle) y Zebulon (el propio Harpo Guit), aseguran que es merguez. La peste en la cocina propicia que su mamá (Claire Bodson) vomite directamente a la cámara, del vómito surge el verdoso título de la película. Con un inicio así, es fácil saber qué tipo de humor maneja esta propuesta, no obstante, Mother Schmuckers llega a lugares completamente inesperados… y, en más de una ocasión, jodidos. 

Esto se debe en gran medida al estilo narrativo de los Guit. A partir de que su mamá les pide a los siempre hambrientos hermanos sacar a pasear al consentido de la familia –su perro Jacques-Janvier (Fresco), o January Jack en la traducción al inglés–, Mother Schmuckers se convierte en uno de esos filmes en los que pasa algo diferente a cada instante. Los despistados hermanos apenas libran un problema cuando se meten en otro. Saltan de personaje secundario a personaje secundario, luego inesperadamente se reencuentran con otro. Y si no hay nadie más a su alrededor, pronto comienzan a pelear entre ellos mismos.

El estilo juguetón y juvenil de la película va de la mano con esto, trata de ser dinámica usando la cámara en mano –incluso, desde la perspectiva del perro– y con algunos detalles en su edición. El mejor amigo de Issachar y Zebulon, Choukri (Habib Ben Tanfous), es un mago y cineasta amateur que siempre carga una videocámara –que termina por sumarse a los varios puntos de vista de la película– y suele aprovechar si algo llamativo sucede en la calle para robarse tomas al más puro estilo del cine de guerrilla (su “filme” completo es el chiste post-créditos). Mother Schmuckers comparte ese espíritu, no tiene un look amateur pero podría apostar a que los Guit obviaron los permisos de filmación, las miradas de los transeuntes ante sus idioteces los delatan. 

La trama sigue a los protagonistas después de que pierden a Jacques-Janvier, su madre no los perdonará y tienen que encontrarlo sí o sí. Uno de los mejores gags presenta a la mamá enojada no sólo porque perdieron al perro, sino porque no lo habían notado hasta que ella se los hace notar. “Sí nos dimos cuenta de que lo perdimos, mamá, ¿crees que somos tontos?”, mienten los hermanos. Humor absurdo basado en su idiotez. Es un ejemplo de cómo la película olvida lo del can, porque los sucesos no se detienen. Ahí está, por ejemplo, cuando los hermanos son vigilados por un policía (Yannick Renier) por cargar un arma; la madre ya no quiere trabajar como prostituta y su jefa (Chaïda Chaddy Suku Suku) anda tras ella; un tipo obeso (Tony D’Antonio) tiene una fijación en la mamá; y el mencionado cineasta amateur busca a un conocido (Tom Adjibi) que podría prestarle un carro para filmar su película.

Es común tener altibajos cuando tu narrativa es tan episódica y está plagada de ocurrencias. No todos los gags funcionan igual en Mother Schmuckers. La única consistencia está en el compromiso de los Guit con la comedia, no negra sino negrísima. A lo largo del metraje se asoman temas como la ruptura familiar: “ya no sé si los quiero”, dice la madre a los protagonistas. Ellos poco a poco se muestran más afectados porque parece ser cierto. Sin embargo, Mother Schmuckers siempre apuesta por el gag y lo absurdamente retorcido. Me reí y mucho, incluso cuando se tocan temas como la zoofilia –¡en una secuencia hilarante, pirada y satisfactoria!–, el consumo de carne de perro, y la necrofilia.

Mother Schmuckers no es para todos, yo estaré atento a los hermanos Guit, nuevos exponentes a seguir de la comedia absurda y negra.